Jardines y Parques de Salamanca

Las zonas verdes de la ciudad de Salamanca proporcionan una bocanada de aire limpio a la ciudad. A continuación algunos de los jardines y parques de la ciudad de Salamanca donde se puede apreciar una buena vista y descansar en tranquilidad o hacer deporte y que te recomendamos visitar al menos una vez durante tu estancia en Salamanca.

1)  El Parque de la Aldehuela es una extensa zona verde situada a orillas del río Tormes, al este de la ciudad. Este parque ha sido remodelado en los últimos años para albergar un gran número de instalaciones deportivas. Además, existe una zona de juegos infantiles, un circuito biosaludable y un recinto de piscinas. Este parque cuenta también con una gran zona arbolada con caminos por los que dar un paseo y bancos para sentarse. Da igual forma, se puede pasear por la acera que discurre en paralelo al río. En esta parte del parque hay un gran número de chiringuitos que están abiertos durante los meses de verano. Enfrente  de la zona deportiva hay una gran explanada en la que se celebra el Rastro (mercado semanal) todos los domingos del año, excepto los que coincidan con las Ferias y Fiestas de septiembre, ya que durante esos días se instala en este lugar una feria de atracciones. Que no se te olvide visitar también la Isla del Soto.

2) El Parque Huerta de los Jesuitas es un gran parque situado entre el Paseo de San Antonio y la Avenida de la Aldehuela. Los terrenos eran originariamente un huerto perteneciente a la Compañía de Jesús (y de aquí los jesuitas) y fueron cedidos al Ayuntamiento de Salamanca en 1979, con la condición de que fueran destinados a la construcción de un parque público. En el huerto original abundaban los árboles frutales, que se conservaron en su mayoría, y se plantaron nuevas especies de árboles y de flores. Se añadieron también zonas de juego para niños, un estanque, zonas deportivas, grandes avenidas por las que pasear, una cafetería con pista de baile y pérgola, un área de juegos tradicionales, etc. Además, el carril bici de la ciudad atraviesa el parque a lo largo por uno de los laterales. Debido a la abundancia de vegetación aquí viven muchas aves, desde los patos que pueden verse en el estanque hasta otras especies más pequeñas, como el herrerillo común, el verderón o el petirrojo.

3) El Parque de la Alamedilla se encuentra cerca del centro de Salamanca, entre la Plaza de España y las vías del tren. Este parque es popular entre los salmantinos por su estanque, donde se pueden ver patos, ocas y cisnes en libertad. El principal atractivo del parque es su lago artificial. Además, cuenta con un espacio de columpios y juego para niños, una zona de ejercicio biosaludable, chorros de agua. Hoy la Alamedilla es un parque pequeño por donde pasean los mayores, juegan los niños, y donde las parejas se sientan de la mano a contemplar el lago, desatendiendo cierto olor a abandono que alguna vez emana del estanque, y ajenos completamente a los escombros que se ocultan bajo el parque.

4) El Campo de San Francisco es el parque más antiguo de la ciudad de Salamanca. Ubicado en el centro de la ciudad, es uno de los pulmones verdes de Salamanca. Este parque se levanta sobre parte del terreno en el que estuvo la huerta del desaparecido Convento de San Francisco el Grande, cuyas ruinas se encuentran en un patio interior situado en la parte trasera de la Capilla de San Francisco. Durante el siglo XVII, se proyectó que el terreno que hoy ocupa el Campo de San Francisco fuera destinado a la construcción de dos cuarteles militares que no llegaron a levantarse debido a la Guerra de Sucesión. Ya a principios del siglo XIX, el gobernador político y militar de Salamanca, D. Isidro López ordenó plantar en esta zona más de 600 álamos y construir una fuente, creando así el Campo de San Francisco. En 1926 la Caja de Ahorros construyó una pequeña biblioteca que abrió sus puertas durante muchos años en los meses de primavera y verano. Tras un tiempo cerrada, el Ayuntamiento la volvió a reabrir en el verano de 2016. En la actualidad el parque cuenta con columpios y otras atracciones para niños y zonas verdes con bancos de piedra para sentarse.

5) El Jardín de la Merced se encuentra junto a la plaza del mismo nombre. Se asienta sobre la muralla y ofrece al visitante paz y descanso, así como una vista del río Tormes, el Puente Romano y de las tierras hacia el sur de la provincia. Por ello, también se conoce como Mirador de la Facultad de Ciencias.

 

6) El Paseo Fluvial de Salamanca es una zona verde situada en la margen derecha del río Tormes, entre las cercanías del puente Enrique Estevan y las de la Aldehuela, que discurre en paralelo con el río y que se puede recorrer en bicicleta por el carril bici o andando por una ancha acera. A lo largo del recorrido se pasa por debajo del puente Enrique Estevan, del puente Felipe VI y del puente del ferrocarril y junto a un embarcadero. El entorno es muy agradable para pasear o hacer deporte. También para ir con niños, ya que muy cerca del inicio del paseo hay un parque infantil. En el último tramo del camino, llegando a las inmediaciones de la Aldehuela, se puede ver la fábrica de Mirat, que se construyó aprovechando los restos del antiguo Convento de Nuestra Señora de la Victoria, de la Orden de San Jerónimo, y que es el único exponente de la industria salmantina del siglo XIX.

Leer Más

5 obras arquitectonicas que hay que ver en Salamanca

Salamanca es una ciudad española que se encuentra en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, y desde el 1988 ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Salamanca es un concentrado de historia, de arte y de tradiciones.

Dignos de una particular atención son sus edificios en estilo renacentista, el centro histórico y también la vista del río Tormes. Una particularidad de la ciudad es que siendo pequeña se puede visitar y explorar a pie en pocos días.

La primera cosa que hay que visitar es la Plaza Mayor, que representa el fulcro del centro histórico de Salamanca: rodeada por 88 arcos, está dominada desde arriba por la Torre del Reloj del Ayuntamiento, en un inconfundible estilo barroco. De particular relevancia visualmente es el contraste con la piedra arenisca decorada, que cubre la fachada del Ayuntamiento. La Plaza Mayor es la plaza más grande de España, y es un espacio urbano construido como plaza mayor que con el tiempo se ha convertido en el centro de la vida social de la ciudad. Fue construida en el periodo que va desde el año 1729 hasta el año 1756 en estilo barroco. La Plaza Mayor no es un cuadrado perfecto, es más bien un cuadrilátero irregular, y ninguna de sus fachadas mide lo mismo. En total la plaza tiene 88 arcos de medio punto con medallones en los que se representan personajes importantes en sus albanegas.


Después de la Plaza Mayor se puede visitar la Catedral Vieja de Salamanca, fechada en 1140. En su interior se puede admirar un retablo de Nicoló Fiorentino del siglo XV, así como las capillas de San Martín, Santa Bárbara y Santa Catalina, todas caracterizadas por finas decoraciones y frescos. Al lado de la Catedral Vieja se encuentra la Catedral Nueva de Salamanca del 1513. En la Catedral Nueva llaman la atención las capillas Dorada, la de Todos los Santos y la de Nuestra Señora de la Soledad, pero también los portales barrocos y los bajorrelieves de las majestuosas columnas. Una curiosidad perteneciente a la Catedral Nueva está representada por su fachada, o sea en un bajorrelieve gótico, ha sido esculpido la figura de lo que, mirado con ojos modernos, parecería ser un astronauta. El misterio del astronauta de la Catedral Nueva de Salamanca ha intrigado durante décadas a académicos, expertos en arte y ufólogos, y todavía hoy en día es una de las atracciones turísticas de la ciudad española.

 

Otra cosa que merece la pena visitar es el Convento de San Esteban, que tiene en su interior un retablo antiguo y una representación del martirio de San Esteban. La fachada está compuesta por la portada de la iglesia y el pórtico de acceso al convento que forma ángulo recto con ella. La portada de la iglesia es uno de los más bellos ejemplos de plateresco. Está concebida como portada-retablo formando un arco de triunfo bajo cuya bóveda de medio cañón se despliega la abundante decoración característica del estilo.

 

Un monumento que hay que visitar es el Palacio de La Salina, que es un edificio construido en estilo plateresco con elementos italianos, edificado en 1538. Cuenta con airosa fachada, patio con arcos, capiteles y ménsulas de gran interés. Debe su nombre (La Salina) a haber sido sede del estanco de la sal (hasta 1870) y su disposición, abierta a la calle, demuestra que es un edificio construido desde sus inicios para ser público y no destinado a residencia. Desde 1884 es sede de la Diputación Provincial. La institución lo compró en 1881.

 

Muy especial en el centro histórico de Salamanca es La Casa de las Conchas, un edificio cuyas paredes están decoradas con motivos a forma de conchas. Su arquitectura pertenece al estilo gótico. El edificio fue construido por Rodrigo Ariad de Mandonado, que fue profesor de la Universidad de Salamanca. Las conchas son distintivas de la orden de Santiago, una orden monástica-militar fundada en el siglo XII, y originaria de Santiago de Compostela, patrón de España. Dentro del edificio hay una biblioteca, una galería de arte y la oficina del turismo de la ciudad. En el exterior se pueden ver el escudo de armas de los reyes católicos, y las hermosas ventanas de estilo gótico.

Leer Más

Aprende español por Skype

Las clases de español por Skype son la opción perfecta para aquellos que quieren aprender español pero viven fuera, y no pueden asistir a las clases en persona, o que tienen poco tiempo para estudiar. Estas clases también son ideales para aquellos que cuentan con un buen nivel del idioma pero quieren practicar su español regularmente para mantener su nivel actual.

Tener clases de español online es tan sencillo como conectarse a internet; puedes recibir clases desde la comodidad de tu hogar a la hora que más te convenga. Al tratarse de clases individuales tienes un programa completamente personalizado; tienes la posibilidad de elegir cómo quieres que sean tus clases, adaptando el horario a tus necesidades y tienes también la posibilidad de cancelar clases. Los objetivos de las lecciones por Skype son los mismos que las de las clases individuales y el contenido ni siquiera varía mucho. Lo que es diferente es la forma en la que se imparten. En las clases por Skype se aprovechan todas las posibilidades que ofrece internet, creando fluidez e interactividad, y los materiales y recursos usados se adaptan a la enseñanza online. La gramática española es explicada de manera sencilla y comprensible, y se practica mucho la conversación para incrementar tu fluidez.

Las clases a través de Skype tienen la ventaja de que puedes estudiar dónde y cuándo quieras. Además, es más económico y puedes ahorrar mucho dinero y tiempo desplazándote.

Ya que seas un estudiante de nivel principiante o avanzado, podrás beneficiarte de aprender español con profesores experimentados y nativos. Para recibir clases desde tu domicilio sólo necesitas: una cuenta de Skype, auriculares, micrófono, una webcam y el acceso a internet por supuesto.

Con este curso de español, podrás practicar el uso de la lengua española a través del proceso de interacción y comunicación con el tutor, y teniendo la ventaja de quedarte en casa. En los cursos de Skype trabajarás los aspectos más significativos del idioma y las dificultades específicas que, sin embargo, éstas plantean, poniendo especial atención al plano de la comunicación oral en español.

Leer Más