regiones de España

España y su regionalismo (Nivel B1)

España como Italia, y quizás aun más,  tiene históricamente muchas diferencias culturales y sociales entre su territorio, hecho que todavía hace emerger importantes cuestiones políticas y territoriales, aun  no solucionadas enteramente. Como probablemente ya sabéis, aquí la lengua oficial es el castellano que pero, sin embargo, no es la sola hablada y oficialmente reconocida. Hay varias comunidades en España, en efectivo “autónomas”, donde se hablan otros idiomas (porque más que dialectos o variaciones del castellano, son idiomas) muy diferentes del español oficial, el cuyo sonido parece como una mezcla de español con portugués o francés (comentario de un oreja italiana, claro 🙂 ). Seguramente el ejemplo más notable se encuentra en el País Vasco donde hablan el euskera, único idioma de Europa Occidental que no tiene un origen indoeuropea. Viajando por el “Euskadi” me di cuenta de cómo la gente ahí prefiere hablarte en vasco y de cómo se sienten “vascos”, más que españoles. Otros idiomas diferentes del español y reconocidos oficialmente por el gobierno, y esos sí con raíces indoeuropeas, son el catalán de Catalunya, el gallego de Galicia, el valenciano de Valencia y el Aranés que se habla en una pequeña parte de Cataluña. Sin embargo, la de los idiomas es solamente una de las “cuestiones regionalistas” que caracterizan España y su territorio.

Desde hace dos siglos, en las comunidades como Cataluña, Valencia, País Vasco, Galicia  existen muchas fuerzas políticas, apoyadas por número relevante de electores, que reclaman autonomía e independencia del gobierno central español. Algunos partidos nacionalistas, de izquierda y de derecha, todavía intentan crear una España federalista que les concedería autonomía, sobretodo fiscal, en las regiones nombradas. Ahora las cosas parecen ser más tranquilas, pero en el pasado español hube mucha violencia y muchos muertos, por razones nacionalistas y en particular, otra vez, a manos de los vascos, los que representan las fuerzas independentistas más fuertes de España. Durante muchos años la ETA ( Euskadi Ta Askatasuna), una organización terrorista vasca diseminó terror por toda España, matando políticos, jueces y poniendo bombas en lugares públicos como el aeropuerto y la estación de trenes en Madrid. Por suerte, ETA en el 2011  anunció el cierre de la actividad militar, aunque todavía aparece en las listas (como la de los EE.UU.) de organizaciones terroristas existentes. Otro ejemplo del fuerte impacto independentista en España ha sido el recién “referéndum” sobre la independencia de la comunidad de Cataluña, anunciado por el presidente de la comunidad Artur Más. Al final, por razones de constitucionalidad, el referéndum se volvió en una “consulta popular sobre el futuro político de Cataluña” que el Tribunal Constitucional español ha parado. Sin embargo, muchas encuestas (fuente: wikipedia) han demostrado que más del 50% de la población catalán habría votado a favor de la independencia de la región. Estas cuestiones seguramente han sido y siguen siendo un gran problema para el gobierno español, como lo son para Italia que pasa por una situación parecidas por sus regionalismos y nacionalismos internos; pero de otro lado creo que las diferencias territoriales y culturales entre el mismo país lo hagan más variado, rico en tradiciones y costumbres diferentes.

Todo esto debería que ser un gran recurso y una razón de orgullo para nosotros y nuestros países democráticos, ¡no lo olvidéis!

Un saludo,

Tullio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *